“Una pesadilla por querer ser representantes de los trabajadores por CCOO”

Quien les iba a decir a estas personas trabajadoras, que su único afán hasta ahora era tener un trabajo digno, que cumplían con sus obligaciones laborales, que, en el momento de querer que ese mismo trabajo se viera complementado con "respeto y derechos" iban a sufrir las represalias de unos "malos empresarios".

Luís Jiménez
 
 
D'esquerra a dreta, candidats d'Isalud i Luís Jiménez, responsable de la Federació de Serveis de CCOO foto: Tomeu Ferrer

D’esquerra a dreta, candidats d’Isalud i Luís Jiménez, responsable de la Federació de Serveis de CCOO foto: Tomeu Ferrer

Esto es lo que están viviendo una serie de personas, trabajadoras y trabajadores de la empresa ISalud, empresa dedicada a la comercialización de pólizas de salud de grandes empresas aseguradoras como Axa, DKX, Mapfre, ..en el momento en que decidieron dar un paso en su empresa y querer que hubiera una representación sindical para tratar los temas laborales con la Dirección.

Isalud es una empresa que tiene una plantilla de ronda los 150 trabajadores y trabajadoras. Esto hace que, según el Estatuto de los trabajadores, sus empleados puedan escoger un comité de empresa de 9 personas para que los representen y ejerzan las competencias que les da esta ley orgánica.

Esto que es un hecho “normal” en miles de empresas de este país, parece ser que, en la dirección de Insalud lo viven como un ataque a la empresa, no deben tener la conciencia muy tranquila por los hechos que describiré.
Esta empresa, creada hace más de 8 años, aplica el convenio de Seguros y Reaseguros, convenio de ámbito estatal.
Estas compañeras y compañeros ven que es este el convenio que figuran en sus contratos, pero que nada tiene que ver con los salarios de sus nóminas, con periodos de descansos, vacaciones, etc.

Estas personas trabajadoras, ejemplares laboralmente hasta ese momento en que, viendo estas anomalías se ponen en contacto con CCOO y muestran su disposición a promover elecciones sindicales. CCOO les acompaña en este proceso y preavisamos a la dirección de la empresa del inicio del proceso, que, como marca la ley , no tiene medios para parar.

La pesadilla para las personas que componen la candidatura de CCOO empieza cuando hay que hacer público el nombre de las candidatas y candidatos.

Personas normales, trabajadoras ejemplares hasta ese momento -cumpliendo objetivos marcados, sin apercibimientos verbales o escritos por faltas laborales- se les procede a comunicar, a las 5 primeras de la lista, que están despedidos. Motivos: uno porque no ha superado el periodo de prueba (llevaba ya siete meses trabajando), otras por “tener mala relación con sus compañeras”…. Otra compañera, que al estar embarazada, despedirla les debe resultar más “engorroso ” buscar motivos, se le empieza a presionar con actitudes cercanas al mobing.. No se le saluda, se le deja papel higiénico utilizado en su puesto de trabajo, etc… Por recomendación médica, esta última compañera está de baja laboral ya que tiene un embarazo de riesgo. Todo una pesadilla.

Los 5 despidos ya están en manos del Gabinete Jurídico de CCOO, y solicitado que sean considerados DESPIDOS NULOS.
La mala noticia para la dirección de la empresa es que están 5 personas están dispuestas a luchar por sus derechos y quieren ser readmitidas y poder representar a sus compañeras y compañeros.

Si esta vulneración de derecho a la libertad sindical no es suficientemente grave, en el proceso electoral, la mesa electoral, no ha admitido la candidatura de CCOO, confirmada por el mínimo de personas que establece el reglamento de elecciones sindicales, hecho este que ya está denunciando ante la Inspección de Trabajo.
Las votaciones serán el día 4 de marzo, y si la resolución de la Inspección de Trabajo no llega a tiempo CCOO irá a la justicia para pedir la nulidad de esta proceso electoral.
Hasta aquí los hechos.

Quien les iba a decir a estas personas trabajadoras, que su único afán hasta ahora era tener un trabajo digno, que cumplían con sus obligaciones laborales, que, en el momento de querer que ese mismo trabajo se viera complementado con “respeto y derechos” iban a sufrir las represalias de unos “malos empresarios”.
Hoy que se habla tanto de “derechos individuales y colectivos”, hoy que se habla de “calidad democrática “, que los políticos ensalzan el “respeto a la ley, este ejemplo lo pone en entredicho, si no somos capaces de revertir esta situación.
Sin libertad sindical, la democracia en nuestro país anda coja.

Luís Jiménez
Sobre Luís Jiménez

Luís Jiménez és secretari general de la federació de serveis de CCOO Contacte: Página web | Més articles

Deixa un comentari

No publicarem la teva adreça de correu.


*